Rincón de Olivedo

Se trata de un pueblo próspero, que ve crecer día tras día su infraestructura, aumentando su censo y manteniendo sus raíces.

Como dato curioso podemos decir que en el último siglo ha aumentado su población en un 75%, manteniendo una imagen de prosperidad para años sucesivos.

En el último cuarto del siglo XIX había unos 370 habitantes y de los 139 edificios que había, solamente se encontraban sin habitar 18. Actualmente, debido a la prosperidad del pueblo y la no evasión de sus gentes, podemos decir que hay en la actualidad 650 habitantes, y prácticamente no existen moradas sin habitar, exceptuando las casas de los hijos del pueblo que residen fuera de él, el número de inmuebles que hay asentados en el municipio se puede aproximar a 300.
Teniendo en la actualidad unas modernas instalaciones deportivas recién construidas y el colegio público Sta. Bárbara al cual asisten diariamente del orden de 16 alumnos en educación infantil y 35 en la primaria, centro que cuenta ya con las aulas e infraestructura suficiente para impartir clases hasta 6º de educación primaria.

Durante muchos años las principales fuentes de riqueza radicaban en la agricultura y ganadería. Pero debido a lo abrupto del terreno, la climatología y otros condicionantes han hecho que la mano de obra se haya ido derivando a las industrias, constructoras, etc., de tal forma que la ganadería apenas tiene vida y la agricultura ha dejado sus funciones a unos cultivos muy específicos, como pueden ser la oliva, la vid o la almendra.

La industria ha tenido su auge en los años 90 condicionada por un moderno polígono industrial (La Rate), que se encuentra situado a 5 Km. del pueblo , en el cual se dan cita ya a una docena de industrias y pequeños talleres familiares.
Destacando industrias Aedo (fábrica que se dedica a la construcción de calzado), y la que alberga en su factoría más de cien obreros de poblaciones cercanas, ofreciendo trabajos indirectos a otros tantos de la comarca.

La fiesta más emblemática del municipio, se celebra cada año el día 29 de Abril conmemorativa de San Pedro de Verona "mártir", esta viene celebrándose años atrás y cuenta la leyenda, desde que los vecinos de Rincón de Olivedo compraron a los de Igea el Santo, según la cuenta la tradición, el valor fue de 30 ducados. A consecuencia de la venta celebraron una gran fiesta y desde entonces Rincón de Olivedo tuvo a San Pedro "mártir" por patrón.
Otra festividad hace honor a San Pedro mártir, para muchos día de Acción de Gracias, celebrada el 21 de Septiembre , es conocida por la fiesta de San Pedro el pequeño, y a veces empalma con la fiesta de la Virgen del Rosario, tiene como peculiaridad y del orden de 40 años atrás el toreo y encierros de vaquillas por las calles del pueblo, siendo estos festejos los más visitados por los forasteros, completando sus actividades con actuaciones de todo tipo, degustaciones y grandes verbenas amenizadas por grandes grupos.
La fiesta de la Virgen del Rosario se celebra el primer domingo de Octubre y tan vieja es esta, como el pueblo. En la víspera se solía hacer una gran hoguera sin que faltase el vino y otros menesteres.
Otras fiestas de menor importancia son las de San Isidro y la de Sta. Bárbara.