Igea

HISTORIA

Adquirió el título de villa en 1553 por carta pragmática de Felipe II, y hasta la creación de la provincia de Logroño en 1833 perteneció a la provincia de Soria. En el censo de población de Castilla del siglo XVI aparece Igea en la provincia de Soria y tierra de Cornago con 347 vecinos.

El "Diccionario Geográfico" publicado en Barcelona en 1830 le otorga una población de 2178 almas y el censo de la provincia de Logroño un total de 1624 personas. Igea perteneció al partido de Cervera del Río Alhama, posteriormente al de Arnedo y en la actualidad al partido judicial de Calahorra.

Igea es cuna de numerosos personajes ilustres: Fray Toribio de Minguella y Arnedo (1836-1920), agustino recoleto y uno de los filósofos más notable de su tiempo. De su época filipina dejó escrita una gramática tágala que en la actualidad aún se considera como una de las mejores existentes. De regreso a la Península alcanzó el cargo de primer rector del colegio agustino de San Millán de la Cogolla, que le debe su restauración en 1878, y asimismo impulsó la de Valvanera. Organizó el archivo del monasterio riojano, que en su memoria es llamado "Colección Minguella".

Ocupó las sedes episcopales de Puerto Rico y más tarde de Sigüenza, donde escribió en tres volúmenes la "Historia de la diócesis de Sigüenza" y la vida de Ezequiel Moreno, y además recopiló todas sus pastorales. Fue uno de los riojanos más importantes de todos los tiempos.

Juan José Ovejas y Díez, nacido en 1682, fue general y virrey del Perú y primer marqués de la Casa Torre por concesión de Felipe V en 1731. Ordenó construir el palacio de su linaje en su pueblo natal.