Igea

Economía

A pesar de la instalación de una gran fábrica de muebles de cocina que da trabajo a unas 140 personas, la economía de Igea sigue basada en la agricultura y la ganadería.

La agricultura se aprovecha de una presa sobre el Río Linares y de una acertada distribución de las acequias de regadío (mucha de tradición árabe) que permite la puesta en regadío de más de la mitad de las tierras cultivables. Allí encontraremos más de 200 Has. dedicadas a productos hortícolas y una gran superficie, superior a las 100 Has., plantadas de peral.

Pero el producto por excelencia es la almendra. Más de 500 Has. plantadas de almendros, que proporcionan un bello paisaje en primavera, han llegado a producir medio millón de kilos de almendras. Estos árboles han cambiado el paisaje de Igea, que no hace mucho presentaba mayor concentración de olivos de toda La Rioja.

De todas formas la mayor parte del territorio municipal sigue ocupada por las zonas de pastizal. Esto permite que la ganadería siga siendo muy importante en la economía de este pueblo. Hay que reseñar varias granjas dedicadas a la cría de ganado porcino y otras tantas de pollos. El ganado lanar aparece en las etadísticas con más de 5000 cabezas. A destacar la raza lanar predominante de esta zona, la que podemos denominar raza autóctona: la oveja chamarita, que puede aparecer con lana blanca o con lana negra. Precisamente estos dos colores de lana permitieron durante siglos fabricar las típicas mantas de pastor, con dibujos de cuadros blancos y marrones sin teñir.

El origen de la raza chamarita no está muy claro. Para unos es un animal de raza castellana, de menor tamaño y de extraordinaria viveza y adaptación al medio. Para otros es un cruce de una oveja de esta zona, con las que procedían del valle navarro del Roncal, con las que coincidían, en las épocas invernales, por las zonas de pastizal próximas al río Ebro.